Bernie Sanders Sobre Inmigración

 

Bernie Sanders ha dicho que somos una “nación de inmigrantes. Ésa es, sin duda, la fortaleza de Estados Unidos”. Dado este punto de vista, él comprende que Estados Unidos debe crear un sistema de inmigración que invite a una mayor innovación, a la diversidad y a una mejor oportunidad económica, tanto para ciudadanos, como para aquellos que desean hacer de esta tierra su hogar. Bernie apoya una reforma migratoria que resolverá el estatus legal de 11 millones de personas indocumentadas, protegerá el trabajo de estadounidenses reformando el proceso de visado, asegurará la frontera y protegerá a trabajadores indocumentados de la explotación laboral.

Camino a la Ciudadanía

Bernie opina que Estados Unidos debe reformar su política de inmigración para crear un camino al estatus legal, y, en ciertos casos, a la ciudadanía. Bernie apoyó la Ley DREAM, y una reforma integral migratoria en 2013 que hubiese abierto el camino al estatus legal. Adicionalmente, Bernie apoya el freno a la deportación de algunos grupos de inmigrantes, como por ejemplo aquellos que fueron traídos a Estados Unidos siendo aún niños.

¿Por qué la gente quiere ser ciudadana de Estados Unidos?

Ser un ciudadano puede beneficiar a la persona así como a la economía del país. Por ejemplo, los inmigrantes naturalizados ganan mejores salarios después de obtener la ciudadanía. En los primeros dos años de ciudadanía, los salarios incrementan de 5.6 a 7.2 por ciento, mientras, después de 12 años de ciudadanía, las ganancias incrementan de 10.1 a 13.5 por ciento. Para Estados Unidos, el incremento de salarios puede también ayudar al crecimiento general de la economía.

¿Cómo ha sido impactado Bernie personalmente por la inmigración?

Su padre un inmigrante Polaco que llegó a Estados Unidos a una edad temprana:

“[Él llegó] a los 17 años sin un quinto en sus bolsillos, sin mucha educación, sin saber inglés… como muchos inmigrantes antes y después, él trabajó duro para darle a su familia una mejor vida aquí, en Estados Unidos.”

Bernie opina que todos los estadounidenses tienen una conexión, de una u otra forma, a los inmigrantes y deberíamos estar orgullosos de ello:

¿Qué opina Bernie de reformar el camino a la ciudadanía?

Bernie está muy preocupado por la explotación de trabajadores indocumentados y la calidad de vida que poseen. Él cree que estos migrantes “han sido constantemente engañados en cuanto a sus salarios, tomados prácticamente cautivos por sus empleadores quienes han incautado sus documentos, les han obligado a vivir en condiciones infrahumanas, y les han negado prestaciones médicas necesarias por lesiones laborales”.

En un discurso de julio de 2015, Bernie enfatizó que “los empleados indocumentados están realizando la extremadamente difícil labor de cosechar nuestros cultivos, construir nuestras viviendas, cocinar nuestros alimentos y cuidar de nuestros niños. Ellos son parte del tejido social estadounidense”.

Dado que Bernie cree que los empleados indocumentados son ya parte del “tejido” de nuestra nación, debería existir un camino hacia la ciudadanía que les permita ser miembros completamente partícipes de la sociedad estadounidense, y contribuyentes a esta economía.

“Invitar al trabajador indocumentado a salir de las sombras hará más difícil que cualquier empleador pueda socavar salarios y beneficios propios de todos los trabajadores.”

¿Qué proyectos ha apoyado Bernie en la reforma migratoria?

Bernie apoya fuertemente una razonable reforma migratoria, pero él no está de acuerdo con “las alternativas Republicanas de auto deportación o cualquier otra no-solución draconiana”.

En 2001, Bernie apoyó la Ley de Restauración Póstuma de Ciudadanía, la cual extendería la prórroga de una persona para obtener la ciudadanía en caso de haber muerto en servicio militar activo. El mismo año, él apoyó la Ley de Revocación de Evidencias Secretas, una ley que impondría un tratamiento humanitario a inmigrantes indocumentados en las cortes, incluyendo el requerimiento de que, en cualquier procedimiento de inmigración, a los acusados se les dé noticia preliminar de cualquier evidencia que se presente en su contra.

Unos años después, Bernie apoyó modificar la Ley de Inmigración y Nacionalidad. Esta ley podría “dar nacionalidad automática a extranjeros” viviendo en Estados Unidos, otorgando preferencia a personas nacidas en Corea, Vietnam, Laos, Kampuchea o Thailandia entre 1950 y 1982.

En 2013, Bernie mostró su apoyo al Comité Judicial del Senado después de que redactaran un proyecto que podría “proveer un camino hacia la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes en Estados Unidos y ayudar a sus hijos a convertirse en ciudadanos”. Ese mismo año, él co-patrocinó la Ley de la Unión Familiar de 2013, la cual hubiera permitido a parejas de ciudadanos o residentes obtener residencia legal permanente. Esta ley fue dirigida principalmente para darle a ciudadanos LGBTQ el mismo derecho dado a ciudadanos heterosexuales de traer sus parejas a Estados Unidos.

Bernie ha recibido una “A” en la boleta de la Alianza para la Ciudadanía, mostrando que él ha apoyado a los DREAMers y ha votado en contra de eliminar la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). Bernie apoya la DACA, afirmando que es un “buen primer paso, pero que debe expandirse”.

Ley DREAM

La Ley DREAM es una legislación enfocada en trazar un camino hacia la residencia permanente en Estados Unidos para jóvenes destacados que son inmigrantes indocumentados, siempre y cuando estén activamente persiguiendo educación superior o accedan a servir dos años en el ejército. Bernie apoya fuertemente la Ley DREAM, y le entusiasma la posibilidad de proveer nuevos caminos a un estatus legal para jóvenes talentosos y trabajadores.

¿Qué es la Ley DREAM?

La Ley DREAM (Development, Relief, and Education for Alien Minors Act), podría conceder condicionalmente un estatus de residencia a personas que han entrado a Estados Unidos antes de haber cumplido los 16 años, que se han graduado de una preparatoria estadounidense, y que cumplen unos cuantos requisitos más. Aquellos que además, han servido en la milicia estadounidense o han atendido una universidad al menos dos años, pueden ser elegidos para recibir estatus de residencia permanente.

¿Cómo ha apoyado Bernie a la Ley DREAM?

Bernie apoya fuertemente la Ley DREAM. En un discurso de 2015, Bernie compartió su aprobación de la ley DREAM como un medio de reconocimiento a “niños estadounidenses que merecen el derecho de permanecer legalmente en el país que ellos conocen como su hogar”.

En el mismo discurso, Bernie prometió que si el Congreso no aprueba una reforma integral de inmigración, de ser electo presidente, él hará uso del poder ejecutivo para proveer “un alivio en la deportación a los padres de ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes legales y los llamados DREAMers”.

Bernie apoyó la Ley DREAM en 2007, y en 2009 él apoyó una enmienda que haría posible para los estudiantes inmigrantes indocumentados recibir prestaciones para educación universitaria basados en su estado de residencia. En 2011, Bernie co-patrocinó la reintroducción de la Ley DREAM.

En 2014, Bernie criticó a Obama por no hacer más por los DREAMers utilizando sus poderes del accionar ejecutivo.

Reforma de Visa

Bernie opina que las visas proveen oportunidades a extranjeros para trabajar en Estados Unidos y para exitósamente convertirse en ciudadanos, pero también opina que es importante mantener vigilancia en cómo son usadas. Bernie asimismo se preocupa profundamente por los trabajadores que vienen a Estados Unidos con visas y apoya establecer regulaciones para frenar la explotación de dichos trabajadores.

¿Qué son las visas de Estados Unidos?

Las visas de Estados Unidos son requeridas para los ciudadanos de países extranjeros que deseen visitar o trabajar en Estados Unidos. Hay dos tipos de visas: visas no inmigrantes, para viajar a Estados Unidos por un tiempo, y visas inmigrantes, para viajar con miras a vivir de forma permanente en Estados Unidos.

¿Qué preocupaciones tiene Bernie respecto a las visas?

Proponentes de nuevas políticas en visado argumentan que el programa de visas atraerá y retendrá a los “mejores y más brillantes” inmigrantes en los campos de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), con el propósito de proveerles residencia permanente. Sin embargo, datos muestran que los diez usuarios principales del programa H-1B de trabajadores temporales son todos subcontratistas extranjeros. Como Bernie ha dicho, “estas firmas son responsables del envío de grandes cantidades de empleos estadounidenses en informática a India y otros países”.

En un editorial del Washington Post, Bernie escribió que él no apoya “bajo el disfraz de una reforma migratoria, un proceso parapetado por grandes corporaciones que resulta en más desempleo y menor salario para trabajadores estadounidenses”. Mientras que él entiende que en agricultura y STEM, la mano de obra extranjera es necesaria, él cree que actualmente “esto es un enorme esfuerzo para atraer mano de obra barata, un gran perjuicio para el trabajador estadounidense”.

¿Cómo ha apoyado Bernie la reforma de visas?

Bernie votó por la Ley de Modernización de la Seguridad Fronteriza, la Oportunidad Económica y la Inmigración de 2013, el más reciente intento del Congreso por lograr una reforma integral de migración. No sólo aportaba esta propuesta un camino a la ciudadanía para inmigrantes indocumentados, también proponía cambios al programa de visas H-1B, incrementando el límite a 110,000-180,000 de inmigrantes recibidos al año (aumentando de 65,000 permisos) y balanceando las necesidades para trabajadores altamente capacitados, protegiendo al mismo tiempo la fuerza laboral estadounidense. Esta ley también permitía nuevas visas para emprendedores, una visa W para trabajadores de baja capacitación, y visas adicionales y permisos de residencia (o “Green Cards”) para estudiantes que poseen títulos en STEM de universidades estadounidenses.

Bernie también apoyó la Ley de Reforma de Visas H-1B y L-1 de 2013 que incrementaría el número disponible de este tipo de visas, aumentándolas de 65,000 a 110,000.

Seguridad Fronteriza

Bernie sabe que la seguridad en la frontera es un aspecto importante de la ley migratoria y su reforma, pero no apoya medidas opresivas para incrementarla, y considera errónea la noción de que la seguridad fronteriza requiere la construcción de una muralla.

¿Qué es la seguridad fronteriza y por qué es importante?

La seguridad fronteriza o control de fronteras es la serie de medidas impuestas por un país para monitorear y regular sus fronteras. El control de fronteras, de acuerdo al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), es proteger a Estados Unidos de “el movimiento ilegal de armas, drogas, contrabando y personas, así como fomentar la entrada y salida legales” en el mejor interés del país.

¿Qué opina Bernie de asegurar la frontera?

Bernie reconoce la importancia de asegurar la frontera, pero está opuesto a la construcción de una muralla para lograrlo y ha votado repetidamente contra proyectos de legislación que pudieran levantar dicha barrera. Bernie ha apoyado legislación que podría incrementar las operaciones de la patrulla fronteriza, proveyendo simultáneamente una vía hacia el estatus legal para inmigrantes indocumentados. Bernie no apoya una “política de fronteras abiertas”, ya que prefiere enfocar esfuerzos en lograr un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes que ya se encuentran en Estados Unidos.

¿Pero no deberíamos garantizar la seguridad en la frontera?

La noción de que tenemos hordas de inmigrantes indocumentados atravesando la frontera es un mito propagado por actores políticos, racistas, de medios de comunicación ultra conservadores.

Estas dos gráficas por parte del Centro de Investigación PEW lo muestran claramente:

U.S. Unauthorized Immigrant Population Levels Off

U.S. Unauthorized Immigrant Population Levels Off

¿Cuál es el historial de votos de Bernie en seguridad fronteriza?

  • En 2005, Bernie votó contra la Ley de Protección Fronteriza, Antiterrorismo e Inmigración, la cual, hubiera permitido que el Secretario de Seguridad Nacional “tomase todas las acciones necesarias” para mantener el control sobre la fronteras estadounidenses.
  • En 2006 votó contra la Ley de Cercado Seguro, la cual planeaba construir una muralla a lo largo de la frontera mexicana.
  • Después, en ese mismo año, Bernie votó contra la Ley de Cumplimiento Inmigratorio, que le hubiera dado a los departamentos municipales de policía rienda suelta para “investigar, identificar, arrestar, detallar o transferir a custodia federal” a todo inmigrante indocumentado.
  • En 2013, Bernie votó por una reforma integral de inmigración llamada Ley de Modernización de la Seguridad Fronteriza, la Oportunidad Económica y la Inmigración. Esta ley, que fue aprobada en el Senado, pero falló en la Cámara de Representantes, pudo haber proveído un camino para permitir que personas indocumentadas obtuvieran un tipo de estatus legal que trazara una vía clara hacia la ciudadanía. También pudo haber añadido hasta 40,000 agentes fronterizos y alentado un sistema de inmigración, basado en méritos, que adjudicase puntos para basar la entrada al país en nivel educativo y empleo, entre otros factores.
  • En 2015, Bernie apoyó el Pacto de Estados Unidos y Canadá, enfatizando la necesidad de asegurar las fronteras y al mismo tiempo trabajar para “preservar la centenaria amistad entre nuestras naciones y la capacidad para estadounidenses y canadienses de cruzar libremente la frontera”.