Bernie Sanders sobre la Reforma Política y Electoral

El senador Bernie Sanders exige que el gobierno electo de Estados Unidos nos represente, a nosotros, sus ciudadanos. Él ha observado una tendencia preocupante en la cual el ciudadano común es deprivado de sus derechos y teme que estamos perdiendo lo que ha destacado a Estados Unidos por mucho tiempo — nuestro sistema de democracia. Bernie ha dicho:

“Nos estamos alejando rápidamente de nuestra herencia democrática hacia una forma de sociedad oligárquica en la cual ahora estamos sometidos a un gobierno de multimillonarios, por multimillonarios y para multimillonarios.”

¿Qué es una oligarquía y por qué no quiero a una?

El Diccionario Oxford lo define como “un grupo pequeño de personas teniendo control de un país, organización, o institución”.

Estados Unidos es, en teoría, una república democrática, en donde las voces de muchos son representadas por los hombres y mujeres a quienes elegimos a cargos políticos. De acuerdo a un estudio conducido por parte de Princeton University, los poderes legislativos y ejecutivos ya no representan a los ciudadanos comunes, y de hecho, “las preferencias del estadounidense común parecen tener únicamente un minúsculo e insignificante impacto sobre la política pública”.

El ex-presidente Jimmy Carter expresó durante una entrevista en julio de 2015 que, “la clase multimillonaria ahora posee la economía y está trabajando día y noche para asegurarse de que el gobierno estadounidense les pertenece”.

Eso es muy, muy malo. ¿Qué podemos hacer?

Necesitamos trabajar juntos para arreglar nuestro gobierno. Bernie esta convencido de que juntos podemos lograrlo.

“Necesitamos a gente que esté lista para retar al pequeño grupo de multimillonarios que retienen el poder, que les digan, ‘Ya fue suficiente. Este pais nos pertence a nosotros. Este gobierno nos pertenece a nosotros’.”

Así es como lo haremos:

Revocar Citizens United

En 2010, la Suprema Corte emitió un muy controvertido fallo en el caso de Citizens United vs. Comisión Federal Electoral. Ellos determinaron que el gasto por parte de corporaciones o sindicatos para una causa política es una forma de libertad de expresión y por lo tanto está protegida bajo la Primera Enmienda. Aunque hay una gran cantidad de matices en este tema complicado, el blog de la Suprema Corte resume la decisión de esta manera:

El gasto político es una forma de expresión protegida por la Primera Enmienda, y el gobierno no puede impedirle a las corporaciones o sindicatos gastar dinero para apoyar o denunciar a candidatos individuales participando en elecciones. Sin embargo, aún cuando las corporaciones o sindicatos no pueden dar dinero directamente a las campañas, sí pueden tratar de persuadir a los votantes a través de otros medios, incluyendo la publicación de anuncios, especialmente en donde no se transmitieron estos anuncios.

De esta forma, Citizens United fomentó el precedente legal que, en términos de gasto político, corporaciones = personas + dinero = expresión.

Puedo ver cómo las donaciones monetarias pueden ser interpretadas como una forma de libertad de expresión. ¿Qué hay de malo con eso?

El problema es que esto equivale a lo que Bernie llama “el soborno legalizado.” Asimismo, muchos creen que este dictamen ha facilitado enormemente que los estadounidenses más ricos puedan dominar nuestras elecciones.

Aprende cómo efectivamente Citizens United le permite a los super-ricos y a las corporaciones influir y manipular las elecciones en este video:

Pero, ¿no hay un límite de gasto?

Si, pero hay varias maneras de esquivar el límite. El límite de gasto aplica únicamente al dinero canalizado directamente a la campaña de un candidato. Los resultados de este caso judicial, en conjunto con otro, conocido como SpeechNow.org v. Comisión Federal Electoral, permite que las corporaciones y los sindicatos donen dinero a Super PACs (Comités de Acción Política), que “pueden recaudar sumas ilimitadas de dinero por parte de corporaciones, sindicatos, asociaciones e individuos, y luego gastar sumas ilimitadas para abogar abiertamente a favor o en contra de candidatos políticos”.

De esta manera, una empresa puede hacer una cantidad ilimitada de propaganda en apoyo de un candidato, o de la misma forma, atacando a sus rivales, siempre y cuando estas acciones no estén coordinadas con la propia campaña oficial. Esto incluye hacer publicidad, organizar mítines, y la producción y distribución de parafernalia. Aún más, varias empresas pueden agrupar estos gastos independientes entre sí para proporcionar una gran cantidad de apoyo independiente para un candidato en particular.

¿Cómo está afectando esto al ciclo de campaña presidencial de 2016?

Hasta Agosto de 2015, en este ciclo de campaña, 400 familias han donado casi la mitad de los $318 millones recaudados para respaldar a candidatos presidenciales, y “la gran mayoría… se está canalizando a grupos que pueden aceptar contribuciones ilimitadas en apoyo de los candidatos de casi cualquier fuente”.

Para muchas decisiones políticas importantes, hay dinero involucrado en alguna parte de una larga línea. Por ejemplo: el aumento del salario mínimo puede encontrar resistencia de parte de las grandes corporaciones que tienen que pagar a los trabajadores de bajos salarios. Intentos de reformar nuestro sistema de prisiones pueden encontrarse con resistencia de parte de la industria privada de prisiones. Tratar de aumentar los impuestos a los ricos para financiar programas importantes verá resistencia por parte de los ricos mismos.

Entonces, los individuos ricos y las corporaciones pueden gastar cantidades ilimitadas de dinero para influir en el proceso político. Esto suena como una oligarquía.

Sí, así es. Esta caricatura hace un buen trabajo satirizando la situación:

Toon13

Y Bernie se siente de la misma manera:

Espera, ¿acepta Bernie dinero de los Súper PACs?

No. De hecho, cuando anunció su candidatura en mayo de 2015, se comprometió a no tomar dinero de los Súper PACs. Su mensaje en torno a la construcción de una campaña a nivel comunitario — y por supuesto, sus posturas sobre otros temas — parece resonar. . Esto se demostró en la más reciente declaración por parte de la campaña de Bernie al FEC, en donde mostró que había recibido 1.3 millones de donaciones por parte de 650.000 personas, con cada una de ellas donando un promedio de $30. De hecho, Bernie ha recaudado más dinerode individuos — es decir, no de Súper PACs — que cualquier otro candidato en la contienda.

Pero la cantidad de dólares que Bernie ha recaudado es en realidad menos impresionante que el número de personas que se han involucrado en su campaña. Para contexto, él ha atraído más donantes que la otra exitosa campaña presidencial también basada en el amplio apoyo comunitario: la de Barack Obama. La primera campaña de Obama tardó hasta finales de invierno 2008.

Me alegro de que Bernie no acepte dinero de los Súper PACs pero todos los demás lo están haciendo. ¿Cómo podemos enfrentar a Citizens United?

Bernie opina que una nueva enmienda es necesaria, además de todos los otros esfuerzos de reforma electoral(ve Financiamiento Público, abajo), porque revocaría firmemente la decisión de la Suprema Corte y estipularía claramente en la Constitución que sólo los seres humanos, no las corporaciones o los sindicatos, tienen el derecho de votar y de contribuir a las campañas.

Aquí él discute esta propuesta en el Senado en 2012:

¿Cuál es la enmienda propuesta por Bernie?

Bernie introdujo la enmienda “la Democracia es para el Pueblo” en 2013. A diferencia de los intentos anteriores para modificar la Constitución y corregir la influencia del dinero en las elecciones centrándose en prohibir las contribuciones de las organizaciones lucrativas hacia las campañas electorales, su enmienda enfoca su atención sobre quién sí debe tener el derecho a contribuir.

En otras palabras, la enmienda constitucional propuesta por Bernie reafirma lo que ya está en la Constitución: que el derecho de votar pertenece a las personas, y no a las empresas corporativas, a las entidades privadas, o a las organizaciones sin fines de lucro cuyo dinero está ahogando los votos de los ciudadanos reales de Estados Unidos.

Ley DISCLOSE

Bernie está convencido de que necesitamos más transparencia en torno a la financiación de nuestras elecciones y ha apoyado legislación que daría lugar a una mayor visibilidad en las donaciones electorales.

¿Cómo ha abordado Bernie esto?

Bernie votó a favor de la propuesta de Ley DISCLOSE para prohibir la influencia extranjera en las elecciones federales, prevenir que los contratistas del gobierno hagan gastos dirigidos a las elecciones, y establecer los requisitos de divulgación para las contribuciones.

Así es como Bernie explicó su apoyo para el proyecto de ley en 2012:

“Vengo al pleno del Senado para discutir mi profundo disgusto con el estado actual del sistema de financiamiento de campañas y para pedirle a mis colegas senadores a promulguen la Ley DISCLOSE como un esfuerzo a corto plazo … a largo plazo, por supuesto, necesitamos una enmienda constitucional y … eventualmente avanzar hacia la financiación pública de las elecciones.”

¿Y fue aprobada?

La Ley DISCLOSE no ha sido aprobada, pero es presentada constantemente en el Congreso con el apoyo de Bernie.

Financiamiento Público de las Elecciones

Bernie quiere implementar el financiamiento público de las elecciones para promover un terreno de juego más justo en el que todos los estadounidenses puedan participar. Bernie está convencido de que el financiamiento público de las campañas contrarrestaría el dictamen Citizens United. En octubre de 2014, mucho antes de que Bernie anunciara su campaña presidencial, él firmó un compromiso declarando que “iba a apoyar la restauración de la democracia mediante la financiación pública de elecciones y la eliminando a los intereses corporativos de la política”. (Él sigue siendo el único candidato presidencial que lo ha firmado.)

Cumpliendo con ese compromiso, en agosto de 2015 Bernie anunció su intención de presentar un proyecto de ley para “permitir que las personas puedan contender por puestos públicos sin la necesidad de rogarle por dinero a los ricos y poderosos”.

¿Por qué deberíamos pagar por el financiamiento público de las elecciones? Yo no quiero que mi dinero de impuestos vaya a las campañas.

El financiamiento público de las elecciones ya existe. El gobierno federal tiene una cantidad máxima que puede igualar si un candidato recauda suficiente dinero en contribuciones de campaña. Asimismo, la financiación pública de las elecciones a menudo aumenta la participación de los votantes, ayuda a disminuir la influencia del dinero externo, y reduce la cantidad de tiempo que los políticos pasan de recaudando fondos, lo que les permite gobernar tal como fueron elegidos para hacer.

Echa un vistazo a este video viral del profesor Lawrence Lessig sobre la influencia corruptora de nuestro actual sistema de financiación y la necesidad de implementar la financiación pública:

¿Quién más está de acuerdo con Bernie en esto?

Desde un punto de vista cristiano, el hecho de que la voz de los ricos es la voz que es escuchada más clara y fuertemente es una situación que está bocabajo.

  • El profesor de Harvard, Lawrence Lessig, mostrado arriba, se refiere al sistema actual como una “economía de influencia”.
  • Y el rabino Adina Allen ha escrito extensamente sobre la importancia de dar a la gente común una voz mayor en las elecciones:

“Si cada ser humano es valioso, entonces cada persona debe tener una voz en el proceso político. Sin embargo, en una sociedad donde el valor de uno o su influencia se determina a menudo por la cantidad de dinero que uno da, las voces se pierden. Se necesitan sistemas para nivelar el terreno de juego y así asegurar que todos estén representados.”

Día de la Democracia

La participación ciudadana en los comicios estadounidenses es muy baja, y Bernie opina que deberíamos avivar la participación del pueblo en nuestra democracia haciendo más fácil el camino a las casillas electorales.

¿Qué tan grave es la participación electoral en Estados Unidos?

Muy, pero muy mala. Aquí es cómo nos comparamos a otros países desarrollados:

TLa participación es particularmente baja en las elecciones de mitad de periodo. En las últimas elecciones de mitad de periodo — en 2014 — sólo el 37 por ciento de los estadounidenses emitieron un voto:

midtermTurnout

Eso no está nada bien. ¿Qué quiere hacer Bernie al respecto?

Bernie co-patrocinó un proyecto de ley in November 2014 to make Election Day a federal holiday called Democracy Day. en noviembre de 2014 para hacer el dia de las elecciones un día de asueto federal llamado el Día de la Democracia. Él quiere avivar la participación electoral y aumentar la cantidad de personas que participan en el proceso democrático. Refiriéndose a este esfuerzo, el indicó:

“En América, deberíamos estar celebrando nuestra democracia y hacer todo lo posible para facilitar que la gente participe en el proceso político. El Día de las Elecciones debería ser un día de asueto nacional para que todos tengan el tiempo y la oportunidad de votar.”

Manipulación Electoral y Represión del Votante

Bernie quiere frenar la distribución de distritos y reforzar la Ley del Derecho al Voto facilitando el acceso a las urnas para cualquiera que quiera votar, incluyendo a ex-delincuentes que han cumplido con su sentencia.

¿Qué es “gerrymandering” o la manipulación distrital?

Es algo difícil de explicar, pero este video hace un buen trabajo definiendo cómo el “gerrymandering” le da un partido político una ventaja sobre otro al redibujar las líneas de nuestros distritos.

¿Cuál es el estado de la manipulación distrital actualmente?

La manipulación distrital ha causado que los Demócratas estén insuficientemente representados causando la pérdida de 18 asientos en la Cámara en relación con su distribución de votos en las elecciones de 2012. De hecho, estudios muestran que en las elecciones de 2012, “la redistribución de distritos controlados por los Republicanos llevaron a un giro en el margen de al menos 26 asientos, casi tan grande como la mayoría de 31 asientos del nuevo Congreso.”
Aunque ha favorecido en mayor parte al Partido Republicano en elecciones recientes, el mal uso de esta táctica es un problema bipartidista y el “gerrymandering” inadecuado puede ser visto como un tipo de supresión de votantes.

¿Cuál es la postura de Bernie sobre esto?

Bernie favorece el uso del gobierno federal para frenar el uso del “gerrymandering”.

¿Cuáles son otros temas de supresión electoral que enfrenta Estados Unidos?

Lamentablemente, varias tácticas se usan para desempadronar a ciertos segmentos de nuestra población. Métodos de supresión del votante incluyen: cambios súbitos a casillas electorales y sus horas de servicio — reduciendo el número de centros de votación — y la promulgación de leyes de identificación electoral que suprimen a votantes sin licencia de conducir.

En 2013, la Suprema Corte evisceró la Ley de Derecho al Voto de 1965,una ley histórica que fue promulgada para combatir la supresión del votante en las urnas — en particular minorías. El dictamen declaró ilegal a a un requisito clave en el proyecto de ley de 1965 que requirió que los estados con historial de discriminación racial en las urnas recibieran “pre-autorización” por parte del gobierno federal para promulgar cualquier cambio en las leyes electorales locales.

¿Cuál es la postura de Bernie sobre esa decisión?

Profundamente enojado por no decir algo peor. Bernie está convencido que todos los votantes legales deben ser libres de sufragar sin enfrentar obstáculos innecesarios, y al enterarse de la sentencia de la Suprema Corte en 2013, el dio a conocer esta declaración:

“La Suprema Corte ha retrocedido el reloj sobre la igualdad en Estados Unidos al revocar una disposición clave de la Ley de Derecho al Voto. La histórica ley de derechos civiles que el Congreso promulgó hace casi cinco décadas — y volvió a autorizar con apoyo bipartidista casi unánime hace sólo siete años — ha sido una herramienta importante para proteger a los votantes en lugares con una historia de discriminación. La ley es tan necesaria hoy como lo fue en la época de las leyes de Jim Crow. Debemos actuar inmediatamente para volver a escribir esta vital ley.”

¿Cómo cree Bernie que podemos combatir esto?

En junio de 2015, Bernie co-patrocinó la Ley para el Avance de Derechos Electorales. Esta ley busca ampliar la autoridad del Secretario de Justicia para solicitar observadores federales en las urnas y establecer una nueva fórmula geográfica para decidir qué estados necesitan permiso federal para enmendar sus leyes electorales. La propuesta requerirá “pre-autorización” sólo en estados con violaciones del derecho al voto en los últimos 25 años.

Bien. ¡Todo ciudadano estadounidense debe tener el derecho de votar!

Sí, pero a algunos ciudadanos les son explícitamente negados estos derechos por ley. Ciertos estados prohíben que las personas con historial delictivo voten — aún después de cumplir su condena y pagar su deuda a la sociedad. Se estima que 5.85 millones de estadounidenses han sido legalmente despojados de sus derechos al voto. Y debido a las disparidades raciales en el sistema de justicia penal, esto afecta de manera desproporcionada a las minorías. De hecho, 1 de cada 13 afroamericanos no tienen derecho a votar debido precisamente a esto.

felony-disefranchisement-map

Pero, ¿qué no significa que al delinquir uno pierde a sus libertades?

Aún así estás protegido por la Constitución. Más allá de sufrir de un acceso limitado a la educación o de condiciones inseguras en la cárcel, la suspensión de derechos sigue a los ex-delincuentes el resto de sus vidas. Y Estados Unidos es una de las naciones más estrictas en el mundo con respecto al desempadronamiento por previo delito.

Suena mal. ¿Cuál es el impacto?

Esto amenaza directamente a la noción del sufragio universal, limita la libertad de expresión, y contradice el derecho a la representación inherente en nuestra Constitución. Los críticos argumentan que desempadronar a personas con récord delictivo es una “herramienta potente en la campaña para socavar el poder político afroamericano” porque los impacta de manera desproporcionada.

En esencia, los derechos al voto son una de las maneras de mantener a los reclusos conectados a la vida civil y una forma de tener un mejor cimiento para reincorporarse en la sociedad una vez que cumplen su condena. Por lo tanto, tomándolo en el contexto del hecho de que las personas de color son desproporcionadamente sobre-representados en nuestro sistema penitenciario, uno puede argumentar que son desproporcionadamente infrarrepresentadas en nuestro sistema político.

felony-disenfranchisement-by-state

¿Cuál es la posición de Bernie en esto?

Bernie ha sido — desde hace mucho tiempo — partidario del sufragio universal y representa orgullosamente a Vermont, uno de los dos estados que no desempadronan a ex-convictos. En marzo de 2015, Bernie co-patrocinó la Ley de Restauración de la Democracia, que busca restablecer el derecho al voto a los que han cumplido su condena y obtuvieron su libertad.

Finalmente, y más importantemente, Bernie habla a menudo acerca de cómo el racismo institucionalizado ha llevado a un encarcelamiento excesivo de las personas de color, y quiere reformar nuestro sistema judicial y las leyes penales para hacer frente a esto. Aprende más en la página de la categoría de Justicia Criminal y también en la página de la Justicia Racial.

El Sistema de Dos Partidos

Bernie Sanders believes that many Americans have rejected the two-party system. He thinks that low voter turnout is indicative of this:

“They rejected Washington as it now functions. They rejected a political system and a Congress which spends more time representing the wealthy and the powerful than ordinary Americans.”

Which party does Bernie belong to?

A ninguno. Bernie no está afiliado con ningún partido y es uno de los dos miembros Independientes del Senado.  Antes de ser elegido al Senado por primera vez en 2006, Bernie representó a Vermont en la Cámara de Representantes como un Independiente. Su tiempo en la Cámara y el Senado combinado lo hace el Independiente con más años de servicio en la historia del Congreso.

Dicho esto, Bernie está participando en la elección primaria como candidato para la nominación del Partido Demócrata.

Si él es un Independiente ¿por qué está buscando la nominación Demócrata a la presidencia?

Por un lado, a pesar de que él no es un miembro del Partido Demócrata, Bernie a menudo se alía con los Demócratas. Su trabajo en los últimos años ha llevado al liderazgo demócrata a nombrar a Bernie a puestos claves como miembro de alto rango o dirigente del Comité de Presupuesto del Senado, entre otras funciones dentro de los comités y subcomités similares.

Y mientras que Bernie ha tenido éxito en ser electo como un Independiente hasta el momento, es algo muy diferente cuando se trata de tener la mejor oportunidad para ganar la Casa Blanca. Bernie respondió a la pregunta de esta manera:

“El dilema es que si tu campaña es alterna al Partido Demócrata… no estás sólo en campaña a la presidencia, sino que en realidad estás intentando construir todo un movimiento político. Al hacer esto, estarías quitando votos al candidato demócrata y haciéndole el camino más fácil a algún Republicano de la extrema derecha para ser electo — el dilema [Ralph] Nader.

El enfoque más audaz, más radical es — obviamente — participar alternamente al sistema de dos partidos. ¿Cree la gente en este punto en particular que existe la posibilidad de iniciar un movimiento de tercer partido? ¿O es una idea que simplemente no es realista en este momento de nuestra historia?”

It appears Bernie believes that given the current political climate in America, a third-party candidate can’t realistically win the U.S. presidential nomination. Y no cabe duda de ello: desde 1852 solamente los candidatos Republicanos o Demócratas han sido elegidos al cargo más alto del país.

Dicho esto, si Bernie, como un Independiente, gana la nominación de un partido mayor, tal vez eso podría ayudar a los políticos establecidos, así como a los votantes, a reconsiderar nuestro sistema actual de dos partidos.

¿Qué más — además de ser un Independiente veterano ahora en campaña para presidente — ha hecho Bernie para combatir el sistema de dos partidos?

Bernie respalda el Voto Alternativo Instantáneo, que también se conoce como Voto Preferencial. Aprende más acerca de lo que esto es en el siguiente video:

En 2007, Bernie dijo que tal sistema “permite a la gente votar por lo que realmente quieren, sin tener que preocuparse por la posibilidad de recibir lo que realmente no quieren”.

En otras palabras, el Voto Alternativo Instantáneo podría empoderar a los electores para votar con más confianza por su candidato preferido, en lugar de un candidato que ven como más elegible y más propenso a prevenir que otro candidato al cual se oponen pueda ganar. Es mucho mejor votar por algo que en contra de algo, ¿verdad?