Bernie Sanders sobre Asistencia Publica

Bernie Sanders es un firme defensor de los programas de asistencia pública y los beneficios sociales que estos aportan. Estos no son “obsequios” para “welfare queens” como fueron estigmatizado por los Republicanos durante la era de Reagan — son herramientas esenciales que el gobierno federal puede y debe utilizar para llegar a una sociedad más equitativa y justa.

Seguro Social

Debemos fortalecer y ampliar el sistema de Seguro Social.

Antes de que el Presidente Franklin Roosevelt presentara el sistema del Seguro Social, más de la mitad de las personas de edad avanzada vivían en la pobreza. Hoy en día, debido al Seguro Social, ese número está por debajo del 10 por ciento. Bernie está convencido de que reforzar este monumental programa contra la pobreza es imperativo.

A nadie le gusta la pobreza. Pero, ¿qué es exactamente el Seguro Social?

El Seguro Social es un programa federal de diversos niveles que incluye varios programas de asistencia social y seguridad social. El Seguro Social te puede proveerte tanto a ti como a tu pareja y a otros miembros de tu familia con prestaciones cuando te jubiles, en el caso de que te incapacites o (sin afán de ser unos aguafiestas) cuando fallezcas. En otras palabras, no es solamente para “personas de edad avanzada”. De hecho, el Seguro Social es también conocido como el OASDI (por sus siglas en inglés), que significa programa de Seguro para la Vejez, los Supervivientes, y la Incapacidad.

Sí, sí. Pero, ¿puedo ver un video que lo explique con gráficos y buena música?

Claro. Aquí te va:

Seguro Social: Sólo los hechos

¿Por qué es tan importante el Seguro Social?

Roosevelt concibió el Seguro Social — o lo que élllamó “seguridad social” — para abordar el problema permanente de la seguridad económica de las personas de edad avanzada. Esto creó “un sistema contributivo relacionado con el empleo en el que los trabajadores habrían de proveer por su propia seguridad económica mediante impuestos pagados durante su vida laboral”. La visión original del Seguro Social era formar un “taburete con tres patas” en combinación con pensiones de empresas y ahorros personales. Sin embargo, en los años recientes, las otras dos piernas del taburete se han vuelto menos fiables.

Suena como si hubiera mucho en juego.

Bastante. El Seguro Social está actualmente proyectado a mantenerse financiado hasta 2033. Si no hacemos nada, va a pagar únicamente 75 por ciento de las prestaciones prometidas. Hay que tener en mente que pensiones, ahorros, propiedades de casa y otras formas de equidad están disminuyendo así que no tan sólo es de suma importancia mantener el Seguro Social sino también reforzarlo.

Entonces, ¿qué dice Bernie sobre todo esto?

Al anunciar la presentación de su Ley para la Expansión del Seguro Social él dijo,

“El Seguro Social es el programa del gobierno más exitoso en la historia de nuestra nación. A través de buenos y malos momentos, la seguridad social ha pagado todas las prestaciones adeudados a cada estadounidense eligible… La forma más efectiva de reforzar el Seguro Social para el futuro es eliminar las restricciones sobre el impuesto de nómina en todos los ingresos por encima de $250,000 para que los millonarios y multimillonarios paguen la misma porción que todos los demás”.

Eso suena bien, pero quiero saber más acerca de esta ley.

Para empezar, la Ley para la Expansión del Seguro Social haría que los estadounidenses más ricos paguen su parte justa. Actualmente, la cantidad de ingresos sujetos al impuesto sobre la nómina tiene un límite de $118,500. Eso significa que alguien que gana millones de dólares al año paga la misma cantidad en impuestos de nómina que las personas que ganan $118,500 al año.

La nueva legislación sometería a todos los ingresos sobre $250,000 al impuesto sobre la nómina, lo que afectaría a sólo el 1.5 por ciento superior de todos los asalariados. Con este nuevo impuesto sobre la nómina, los prestaciones del Seguro Social aumentarían aproximadamente $65 al mes para la mayoría de los beneficiados. También incrementaría los ajustes del costo de vida y proporcionaría un beneficio mínimo del Seguro Social para reducir significativamente la tasa de pobreza de nuestros adultos mayores.

Muy bien, me intriga. ¿Cómo puedo aprender más?

Puedes leer toda la Ley para la Expansión del Seguro Social aquí.

He oído hablar de algo llamado IPC encadenado para el Seguro Social. ¿Qué es un IPC encadenado?

Un índice encadenado de Precios al Consumidor o IPC, es una fórmula que cambiaría la forma en que son calculados los ajustes del costo de vida para el Seguro Social. Este cambio, a su vez, alteraría la cantidad de Seguro Social que los beneficiarios reciben cada mes. El IPC encadenado es sólo una de las formas en que los beneficios de Seguro Social pueden ser indexados a la inflación. Actualmente, los ajustes en el costo de vida se calculan utilizando el Índice de Precios al Consumidor para Trabajadores Urbanos salariales y Personal Administrativo, o CPI-W.

Si se instituyera, ¿cómo afectaría una fórmula IPC encadenada a los beneficios del seguro social?

Un IPC encadenado reducirían las prestaciones del Seguro Social. Un IPC encadenado asume que los beneficiarios del Seguro Social cambiarán sus hábitos de consumo basado en el ascenso y descenso de los precios de servicios y bienes. Sin embargo, el costo del cuidado de salud aumenta a un ritmo más rápido que otros bienes y servicios, lo que significa que un IPC encadenado afectaría de manera desproporcionada a las personas mayores que gastan una parte mayor de sus ingresos en atención médica. Esto tendría como resultado prestaciones mensuales más bajas para los recipientes, ya que comúnmente no existen alternativas al gasto de cuidados de salud.

He oído que tanto demócratas como republicanos han propuesto un IPC encadenado. ¿Cuál es la postura de Bernie?

Es cierto que algunos demócratas y republicanos han apoyado un IPC encadenado en el pasado. El presidente Barack Obama ha considerado ajustes de IPC encadenado, pero decidió no incluir la fórmula en el presupuesto de su administración en 2014. Los Representantes republicanos Jim Bridenstine [R-OK] y Doug Lamborn [R-CO], por su parte, patrocinaron la Ley para Proveer para la Defensa Común de 2013, que tenía por objeto instituir un IPC encadenado con el fin de contrarrestar los recortes hechos a las fuerzas armadas.

Bernie siempre ha estado en contra de un IPC encadenado porque equivaldría a un recorte en el Seguro Social. En una declaración en el pleno del Senado en 2012, Bernie dijo:

“… algunas de las personas aquí quieren promulgar algo llamado un IPC encadenado, que, si se impusiera — y voy a hacer todo lo posible para ver que no se logre — significaría que los adultos mayores de entre las edades de 65 a 75, perderían aproximadamente $560 al año y después cuando cumplan 85 y que están tratando de sobrevivir con $13,000 o $14,000 al año, perderían alrededor de mil dólares al año. Eso es lo que algunos de nuestros colegas quieren hacer. Virtualmente todos los republicanos lo quieren hacer. Algunos demócratas quieren hacerlo también. Como presidente de la junta de defensa del Seguro Social, voy a hacer todo lo que pueda para evitar esto”.

El video completo de su discurso se puede ver aquí:

Prestaciones para Pensionarios

En diciembre de 2014, el Congreso aprobó una ley que permitió recortes drásticos a programas de pensión de múltiples empleadores o PME (MPBs, por sus siglas en inglés). Antes de que se aprobara esta ley, era ilegal hacer recortes a un plan de pensiones que ya se había acordado y ganado por los empleados. Bernie opina que es necesario revocar esta ley para restaurar las pensiones de los jubilados que han dedicado toda su vida a trabajar para una jubilación decente. A través de sus contribuciones y trabajo duro, se les prometió seguridad financiera durante la jubilación, la cual ahora se ve amenazada debido a esta ley. Bernie planea restablecer todos los programas de pensiones que fueron eliminados, y lo hará cerrando los vacíos fiscales para las corporaciones ricas.

¿Qué es un programa de pensión de múltiples empleadores?

Un programa de pensión de múltiples empleadores (PME) es un contrato financiero entre dos o más empresas en una industria que proporciona prestaciones a todos sus empleados. Estos programas de prestaciones suelen ser iniciados por los sindicatos de trabajadores y se establecen mediante la negociación colectiva.

Hay dos tipos de planes: PMEs de bienestar y PMEs pensionales. Los PMEs de bienestar proporcionan cualquiera de lo siguiente: seguro colectivo de vida, seguro de discapacidad, seguro médico, seguro legal, seguro de desempleo, o vacaciones pagadas. Los PMEs pensionales proporcionan beneficios de ingresos en la jubilación. Para ambos tipos de planes, todos los trabajadores en la unión deben contribuir al PME para poder acceder a las prestaciones que proporciona cuando llegue el momento; y el tamaño de los beneficios es directamente proporcional al número de años de servicio del empleado.

Me parece justo. ¿Cuál es exactamente el problema?

Bueno, hasta hace poco, era ilegal realizar cambios en un PME pensional que ya se había acordado, y que los empleados de un sindicato ya habían comenzado a pagar. Sin embargo, en diciembre de 2014, el presidente Obama firmó la Ley General de Gastos (H.R.83), lo que permitió a las empresas hacer recortes drásticos a todos los existentes PMEs pensionales. Mientras que en 2012, había más de 2000 PMEs pensionales con un valor neto de más de $600 mil millones de dólares, en la actualidad se estima que el alcance de estos planes de pensiones será reducido en un 60 por ciento.

Aunque los jubilados de más de 80 años de edad están completamente protegidos de estos recortes, los jubilados de edades entre 75 y 79 años sólo están protegidos de manera parcial, y los menores de 75, por lo general, no están protegidos en absoluto. Esto significa que la mayoría de los trabajadores que han estado pagando hacia sus PMEs pensionales por toda la vida van a perder las pensiones que han ido acumulando. Las mujeres jubiladas, en particular, están gravemente afectadas por esta ley.

¡Eso es realmente injusto! ¿Por qué está pasando esto?

Ahora mismo, Estados Unidos se está enfrentando a un déficit de más de $1 billón con respecto al pago de las prestaciones de jubilación. Los recortes implementados por la Ley Ómnibus de Gastos son un intento desesperado para hacer frente a este déficit mientras al mismo tiempo proveen prestaciones de pensión a los más vulnerables — a jubilados mayores de la 80 años.

¿A dónde se ha ido todo ese dinero de las pensiones?

Hay unas cuantas explicaciones. En primer lugar, la tasa de crecimiento de las personas mayores está incrementando rápidamente en Estados Unidos — un resultado de la envejeciente población de los llamados “baby boomers”. Esto está causando problemas en toda la economía estadounidense, poniendo presión en el estado de las PMEs pensionales.

Sin embargo, muchos economistas coinciden en que la principal razón para el déficit es la Gran Recesión de 2008, que dio lugar a enormes pérdidas en las carteras de inversión, incluyendo a los de PMEs. Esto hizo que los gobiernos estatales cambiaran sus presupuestos de una manera que estabilizara los intereses empresariales a costa de la seguridad de la jubilación de los trabajadores. Aún más, en lugar de ser distribuida equitativamente a todos los empleados, la mayor parte del dinero recaudado a través PMEs pensionales ha sido desviado exclusivamente hacia los salarios y los ingresos de jubilación de ejecutivos de alto nivel.

Esto me parece un problema grave. ¿Qué ha dicho Bernie acerca de esto?

Bernie votó en contra de la aprobación de la Ley Ómnibus de Gastos, diciendo, “en lugar de invertir en la reconstrucción de nuestra infraestructura para crear millones de puestos de trabajo que paguen dignamente, este mal proyecto de ley permitiría que las empresas abandonaran las promesas que hicieron a sus trabajadores mediante la reducción de las prestaciones de pensión de los jubilados actuales”.

Desde que se aprobó el proyecto de ley, Bernie ha luchando con insistencia a favor de los sindicatos para restablecer los PMEs pensionales. En junio de 2015, él patrocinó la Ley Para Cumplir Nuestras Promesas Pensionales (KOPPA, por sus siglas en inglés) — un proyecto de ley que revierte las consecuencias de la Ley Ómnibus de Gastos.

En su discurso de presentación de este proyecto de ley, Bernie dijo:

“Los jubilados que han trabajado arduamente no deberían tener que dudar de su seguridad en la jubilación. Hicimos un compromiso hace 40 años a los trabajadores de este país que las empresas nunca abandonarían sus promesas pensionales. Necesitamos restaurar ese compromiso.”

Ve el discurso completo aquí:

 

El KOPPA establecería “un fondo de legado dentro de la Corporación de Garantía de los Beneficios Jubilatorios (PBGC, por sus siglas en inglés) para asegurar que los programas pensionales de múltiples empleadores puedan seguir proporcionando prestaciones de pensión para todos los estadounidenses elegibles en las décadas por venir”. Bernie planea financiar el programa mediante el cierre de vacíos fiscales para las corporaciones ricas.

En un cuestionario administrado por la AFL-CIO, Bernie también argumentó:

“Lo más importante que podemos hacer para preservar y ampliar los planes de pensiones es facilitar la afiliación de los trabajadores a los sindicatos. Una de las razones más significativas por el declive en planes pensionales definitivos es que los derechos de los trabajadores a unirse y negociar por mejores salarios, prestaciones y condiciones de trabajo se han visto gravemente socavados.”

Aprende más sobre cómo Bernie aboga por los sindicatos y los Derechos de los Trabajadores aquí.

Cuidado Infantil y Educación

Los estadounidenses merecen cuidado infantil y educación temprana más asequible y de mejor calidad.

Bernie opina que el cuidado infantil y educación de calidad debe ser accesible para todos:

“Con ambos padres a menudo en el trabajo, la mayoría de las familias de la clase obrera no puede localizar cuidado infantil asequible y de calidad que necesitan para sus hijos. Una educación de calidad en Estados Unidos, desde el cuidado infantil a la educación superior, debe estar al alcance de todos. Sin un sistema educativo accesible y de alta calidad no seremos capaces de competir a nivel mundial y nuestra calidad de vida seguirá en declive.”

Si esperamos que ambos padres trabajen a tiempo completo, entonces tiene que haber acceso a cuidado infantil confiable para los hijos de estas familias.

Me parece razonable. ¿Qué pasa?

Según un informe de Child Care Aware de 2012, “En 35 estados y en el Distrito de Columbia, el costo anual promedio para el cuidado infantil en una guardería era más alto que el costo de la colegiatura estatal y gastos correspondientes en una universidad pública de cuatro años. Mientras hablaba en un mesa de debate con el Fondo de Educacional Every Child Matters, Bernie dijo que en Estados Unidos el cuidado infantil es un “desastre”. Bernie ha propuesto la Ley Cimientos para el Éxito para ayudar a abordar estas faltas, “la cual proveerá a todos los niños … de las edades de 6 semanas al kinder, acceso a un programa de cuidado infantil y educación temprana de tiempo completo, de alta calidad y apropiado para su desarrollo”.

Dirigiéndose al secretario de Educación, Arne Duncan, Bernie argumentó que “si hablamos de valores de la familia, si hablamos de que los niños son la esperanza y el futuro de este país, entonces tenemos que prestar atención a los más vulnerables entre nosotros. Necesitamos una revolución en el cuidado infantil”.

Pero ¿qué pasa cuando estos niños crecen?

Bernie quiere que los niños tengan acceso a la educación temprana, incluyendo Pre-K universal, así como programas de cuidado infantil con apoyo educacional. En referencia a su Ley Cimientos para el Éxito, él dijo, “En una sociedad con nuestros recursos, es inconcebible el no invertir adecuadamente en nuestros niños desde las primeras etapas de su vida”.

¿Cómo va Estados Unidos en la educación temprana?

De 36 países, Estados Unidos ocupa el puesto 17 de la competencia lectora, 27 en la competencia matemática, 20 en la alfabetización de la ciencia, y 18 en general en la educación secundaria. De 1960 a 2006, caímos del primer lugar al lugar 18 de entre 24 países industrializados.

Estos son sólo números sin significado, ¿verdad?

Incorrecto. Si hubiéramos cerrado esta brecha a partir de 1998, se estima que nuestro PIB podría haber sido $2.3 billones más al llegar a 2008. ¿Qué te parecen esos números?

Ouch. Entonces, ¿qué ha hecho Bernie para tratar de mejorar la educación temprana?

En 2011, Bernie presentó la Ley de Cimientos para el Éxito. De haber sido aprobado, el proyecto de ley hubiera concedido una subvención a diez estados que les permitiría crear un sistema de Cuidado y Educación Temprana. Algunos de los beneficios incluyen: proporcionar a todos los residentes del estado la oportunidad de inscribir a niños de seis semanas de edad a la edad del kinder, en un programa de cuidado y educación temprana a tiempo completo. Este proyecto de ley le daría a cada niño la oportunidad de desarrollar habilidades físicas, sociales y emocionales; y mejoraría la preparación escolar contribuyendo al desarrollo cognitivo, habilidades de carácter, y el desarrollo físico de cada niño.

Aprende más en las páginas de Educación y de los Niños.

Vivienda Asequible

Bernie cree que todas las familias merecen una vivienda asequible.

En diciembre de 2014, Bernie hizo el siguiente comentario acerca de los costos de la vivienda:

“No es ningún secreto que en la última década, los ingresos no han reflejado el ritmo de los crecientes costos de la vivienda.”

Actualmente, la vivienda asequible está fuera del alcance de muchas familias trabajadoras estadounidenses. Según el Departamento de Vivienda y Desarrollo, “una familia con un trabajador a tiempo completo que gana el salario mínimo no puede pagar el alquiler a precio del mercado local por un apartamento de dos habitaciones en cualquier lugar de los Estados Unidos”. De hecho,

“Las familias que pagan más del 30 por ciento de sus ingresos en vivienda se consideran cargados de costos y pueden tener dificultad al pagar necesidades como alimento, ropa, transporte y cuidado médico. Se estima que unos 12 millones de inquilinos y propietarios de hogares ahora pagan más del 50 por ciento de sus ingresos anuales por la vivienda.”

No hay ningún estado en la Unión, en donde un trabajador de salario mínimo puede gastar debajo del 30 por ciento de sus ingresos en un apartamento de un dormitorio basado en los precios del mercado.

minimum-work-hours-needed-to-pay-rent

¿Qué está haciendo Bernie para abordar los problemas de vivienda?

Bernie está a la vanguardia en los esfuerzos para proporcionar viviendas asequibles para familias trabajadoras. Durante su primer cargo electo como alcalde de Burlington, él luchó por las familias obreras que iban a perder sus hogares. Un vacío en la financiación federal permitió que los propietarios convirtieran esos apartamentos en condominios de lujo. Bernie no iba a permitir que eso sucediera:

“Bernie le dio un puñetazo a la mesa de reuniones en su oficina y le dijo a los propietarios, ‘De ninguna manera vas a desplazar a 336 familias trabajadoras. No vas convertir Northgate en una vivienda de lujo’”, recordó John Davis, ex-asistente de vivienda para el alcalde Sanders. Hasta el día de hoy, Northgate Apartments sigue siendo propiedad de la gente que vive allí. Northgate tiene “restricciones de largo plazo para mantener los edificios asequibles para las familias trabajadoras”.

Bernie ayudó a crear el Champlain Housing Trust (CHT) y la Oficina de Desarrollo Comunitario y Económico (CEDO). CHT y CEDO aseguraron que los costos de vivienda no fueran sujetos al mercado y que se mantuvieran asequibles para las familias trabajadoras. CHT recibió un premio de las Naciones Unidas en 2009, y el modelo se está expandiendo a países como Australia, Bélgica, y el Reino Unido.

Bernie ha llamado la CHT uno de sus logros que le han dado más orgullo como alcalde. Un comunicado en la página web del Senado de Bernie describe el éxito de la CHT:

“El Champlain Housing Trust es ahora el fideicomiso de tierras comunitario más grande del país, con más de 4,000 miembros y 2,000 viviendas asequibles en el noroeste de Vermont. El concepto se ha extendido: en la actualidad hay fideicomisos de vivienda basados en la comunidad en cada área de Vermont, y se han convertido en la base de una red de vivienda asequible única en la nación”.

La lucha de Bernie para la vivienda asequible ha continuado a lo largo de su carrera. Él votó a favor de la prestación de $70 millones para vales de viviendas bajo Sección 8, que se agregarían al financiamiento del programa de vales de viviendas bajo Sección 8 y financiaría 10,000 vales adicionales de vivienda asequible.

En 2008, Bernie luchó para el Housing Trust Fund (Fondo Fiduciario de Vivienda), “que desempeñará un papel importante en la construcción de viviendas asequibles para las personas de ingresos bajos y moderados, así como para las personas con discapacidad”.

PROGRAMAS NUTRICIONALES

Cada vez más y más familias estadounidenses y sus hijos están pasando hambre.

Según el Centro Nacional de la Niñez en la Pobreza, un 22 por ciento de los niños estadounidenses vive por debajo del nivel de pobreza — $23,550 al año para una familia de cuatro. Estudios realizados demuestran que para cubrir gastos básicos, una familia de cuatro personas necesita por lo menos $44,700 al año, una cantidad que es casi el doble del nivel de pobreza.

Al considerar esto, aproximadamente el 45 por ciento de los niños viven en familias de bajos ingresos. Tales niveles altos de niños que viven en la pobreza o familias de bajos ingresos es vergonzoso para el país más rico del planeta. Una nutrición adecuada es quizás más importante que cualquier otro factor en la infancia, de hecho hay varios estudios que indican que es crucial para el desarrollo adecuado del cerebro.

Entonces, ¿quiénes reciben cupones de alimentos?

Aunque puede haber algunos que se aprovechan del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), alrededor del 45 por ciento de todos los beneficiarios son niños. El SNAP para Mujeres, Infantes y Niños (WIC, por sus siglas en inglés) es un programa esencial que ayuda a bebés a mantenerse sanos, a tener dietas más nutritivas y a mejorar servicios de salud para los niños. Adicionalmente, las personas con discapacidad representan el 19.8 por ciento, los de la tercera edad representan el ocho por ciento, mientras que los adultos sin hijos y sin discapacidades constituyen 23.6 por ciento de las personas que reciben cupones de alimentos.

En otras palabras, la gente que recibe cupones de alimentos son los más vulnerables.

¿Es cierto que la personas que reciben cupones de alimento acaban por comprar comida rápida y cigarrillos?

Los beneficiarios de SNAP sólo tienen permitido comprar alimentos para el hogar y semillas para cultivar un huerto. Esto significa que los beneficiarios de SNAP no pueden comprar alcohol, cigarrillos, tabaco, artículos no alimentarios, suplementos, medicamentos, alimentos calientes, y comida rápida o las comidas de restaurantes. En muchos casos — para los que viven en áreas afectadas por la pobreza— el acceso a los productos frescos es limitado, aunque esa tendencia está cambiando gracias a algunos empresarios progresistas. Claro, siempre habrá personas que tratarán de jugar con el sistema — tal como demuestra este ejemplo — pero eso no debe descontar a las personas que realmente necesitan ayuda.

Pero yo trabajo duro. ¿Por qué debería preocuparme por SNAP?

La forma en la que una nación trata a sus ciudadanos menos afortunados dice mucho de un país. ¿Debería una gran nación como Estados Unidos sólo preocuparse por los resultados económicos y finales? ¿Está nuestra nación tan consumida con el dinero que vamos simplemente a negarnos a ayudar a los necesitados? A todos los estadounidenses se les debe dar el apoyo que necesitan para tener éxito, en lugar de descuidarlos o explotarlos.

Con el aumento de la desigualdad de ingresos, el aumento de la financiación nutricional y alimentaria es esencial.

Bernie opina que a las personas que realmente necesitan ayuda no se les debería negar el acceso a SNAP. En 2012, él votó en contra de limitar la elegibilidad y bonificaciones para SNAP en las Enmiendas del Senado 2172 y 2165.

Bernie también ha hablado en contra de la reducción de los cupones de alimentos, diciendo, “en tiempos en que las personas más ricas de este país se hacen cada vez más ricas y la clase media está desapareciendo, es más que vergonzoso hacer cortes en los programas de alimentos y nutrición”.

Demos un paso atrás. ¿Cómo ha cambiado la desigualdad de ingresos en los últimos años?

La desigualdad de ingresos se encuentra en su más alto nivel desde la Gran Depresión. Actualmente, el 0.3 por ciento de la riqueza es propiedad del 40 por ciento inferior de los estadounidenses, mientras que el 84 por ciento de la riqueza está en manos del 20 por ciento superior.

Este impacto también se siente en el salario mínimo federal, que llegó a su nivel más alto en 1968 — $8.54 (en dólares del 2014). Con estas cifras, es difícil imaginar a alguien ganando el salario mínimo, trabajando a tiempo completo, y cubriendo sus necesidades básicas. Echa un vistazo a este ilustrativo presupuesto mensual que McDonald’s le sugirió a sus empleados en 2013.

ratio-of-household-wealth-to-nation

Distribución histórica de la Riqueza

¿Pero deberíamos realmente gastar dinero en programas de cupones para alimentos? Digo, ¿no debiéramos enfocarnos en fijar un presupuesto y abordar nuestro déficit?

Durante el año fiscal 2015, el 53.71 por ciento de los gastos discrecionales fue a las fuerzas armadas, cantidad que ascendió a $598.49 mil millones. Compara esa cantidad con los $76 mil millones asignados a SNAP en 2014. ¿Por qué estamos dispuestos a gastar tanto en proteger a nuestros ciudadanos de amenazas extranjeras, pero tan escépticos en proteger a nuestros ciudadanos de las amenazas en casa, como el hambre?

Presupuesto Discrecional del Año Fiscal 2015, del Proyecto de Prioridades Nacionales.

Además, estos programas pueden ser financiados por medio de aumentar los impuestos sobre los miembros más ricos de la sociedad. Considera las estimaciones que el 25 por ciento de los millonarios pagan menos impuestos que los miembros de la clase media.¿Está bien eso? Mientras que muchos han afirmado que el hacer que los ricos paguen su parte justa de impuestos paralizará a la economía, un estudio reciente reveló que esto no es el caso.

Entiendo. Entonces, ¿qué tiene que decir Bernie acerca de estos programas de nutrición?

Refiriéndose a los intentos implacables de recortar estos programas de nutrición, Bernie dijo, “Es inconcebible que el gobierno federal pueda recortar la asistencia alimentaria y nutricional a los estados mientras nuestra nación lucha por recuperarse de la peor recesión desde la Gran Depresión”.

En una entrevista en línea, Bernie también expresó su consternación por el hecho de que hay “unos 46 millones y medio de personas en Estado Unidos viviendo en la pobreza. Muchas personas han experimentado los salarios más bajos. Trabajando 40/50 horas por semana. Están viviendo en la pobreza”. Mientras tanto, “el 22 por ciento de nuestros niños están viviendo en la pobreza”.

Conforme la disparidad económica va en aumento, los programas de WIC que ayudan específicamente a las madres, los bebés y los niños serán especialmente importantes.

Bernie tiene una larga historia respaldando las necesidades de las mujeres, bebés y niños. En 1993, co-patrocinó el proyecto de ley 1993-H1722 para financiar completamente el programa WIC. También firmó el proyecto de ley 2009-SR67 que fomentaba financiación para que los niños de bajos ingresos puedan recibir desayunos en la escuela. Bernie está convencido de que, “Cuando hablamos sobre el futuro de América, no podemos estar hablando de dar la espalda a los niños de este país”.

Si ya estamos financiando SNAP, ¿por qué necesitamos a WIC?

El programa WIC está diseñado específicamente para mujeres, bebés y niños que necesitan asistencia nutricional. En 2014, se estimó que 46.7 millones de personas estaban viviendo en la pobreza, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. 15.5 millones de personas que vivían en la pobreza tenían 18 años de edad o menos, constituyendo el 21.1 por ciento de esa cifra.

Adicionalmente, se estima que en 2011, había 8.6 millones de hogares en donde madres solteras eran la cabeza de la familia en comparación con 2.6 millones de hogares con padres solteros. Aunque el número de padres solteros está aumentando, el 23 por ciento de los padres solteros viven por debajo del umbral de pobreza en comparación con el 43 por ciento de las madres. Si comparas la tasa de la pobreza infantil de Estados Unidos a la de otros 35 países, Estados Unidos viene en penúltimo lugar, justo por encima de Rumanía, de acuerdo a un informe de la UNICEF. Finlandia está en el primer lugar, mientras que Noruega está en el segundo.

relative-child-poverty

Estadísticas UNICEF Mundiales de Ninos en la pobreza

¿Darle atención especial a WIC no es una forma de discriminación?

Se han realizado numerosos estudios que sugieren que la salud de un individuo comienza en las etapas del desarrollo fetal e infantil. Nutricionalmente, las mujeres embarazadas necesitan más vitaminas y minerales que la persona común. Si la madre no recibe los nutrientes adecuados pueden ocurrir efectos de salud adversos. Si hay deficiencias en la dieta de una mujer embarazada, su bebé será más susceptible al crecimiento lento, trastornos neurológicos e incluso la muerte. Junto al desarrollo infantil, la nutrición infantil es igualmente importante ya que a menudo influye en la salud de una persona en la edad adulta.

¿Por qué deberían los estadounidenses pagar más dinero para programas como WIC?

Prestar atención especial a las mujeres, infantes y niños puede influir en la eficacia de otros programas gubernamentales. Por ejemplo, si un niño no tiene acceso a un desayuno, su atención en la escuela disminuye. De acuerdo a publicaciones como el Periódico Estadounidense de la Nutrición Clínica, Pediatría, y la Revista de la Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente, la falta de acceso a comida puede dañar las calificaciones de matemáticas de los niños y puede influir en que los niños “repitan un grado, lleguen tarde a la escuela o pierdan el día por completo”.

Por lo tanto, el financiamiento educativo es menos exitoso sin la financiación nutricional y alimentaria. El éxito educativo también influye en el futuro estatus socioeconómico de un individuo. Además, la nutrición juega un papel en la salud cerebral — según el Dr. Daniel D. Amen, M.D. — así como un estudio en 2000 que mostró cómo los estudiantes alimentados con “dietas nutritivamente densas” tenían “un 40 por ciento menos de la conducta violenta y otros comportamientos antisociales que el grupo de control con placebos”.

¿Qué está diciendo Bernie sobre estos temas?

Bernie siempre ha hablado francamente acerca de la injusta brecha de la riqueza. Él ha afirmado que “en los últimos años, hemos visto una proliferación de millonarios y multimillonarios en el país, y sin embargo, más del 50 por ciento de los niños en nuestras escuelas públicas es de tan bajo ingreso que es elegible para el almuerzo gratis o para los programas escolares de comida a precios reducidos”.

Bernie ha alabado frecuentemente a las estructuras gubernamentales escandinavas y las prestaciones que estas aportan a sus ciudadanos ya que sufren menos pobreza que en Estados Unidos. Bernie opina que el futuro de Estados Unidos reside en la salud de nuestras madres, bebés y niños.

Aprende más sobre la postura de Bernie sobre la desigualdad económica aquí.

Entonces, ¿por qué Bernie? ¿Está él realmente comprometido con estos asuntos?

Sí. Bernie repetidamente ha respaldado esfuerzos para reducir la pobreza y apoyar a aquellos que son los más vulnerables. Él votó a favor de WIC en 1993. Él ha estado en contra de la continua privación de derechos hacia los pobres y la “proliferación de millonarios y multimillonarios en este país”. Bernie está convencido de que nadie debe pasar hambre, especialmente mujeres, niños y bebés.

Carencia de Vivienda

Es inaceptable que en uno de los países más ricos del mundo aproximadamente 3.5 millones de estadounidenses carezcan de vivienda en el transcurso de un año.

¿De verdad hay tantas personas sin hogar en Estados Unidos?

Tristemente, sí. En 2013, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano estimó que en una noche cualquiera, más de 600,000 estadounidenses están sin hogar. De estos estadounidenses sin hogar, casi 50,000 son veteranos militares. Y a pesar de que la falta de vivienda pueda ser difícil de medir en el transcurso de un año, las cifras anuales de personas sin hogar son aún peores; el Centro Nacional de Derecho de las Personas sin Hogar y en Pobreza estima que entre 2.5 y 3.5 millones de estadounidenses sufren la falta de vivienda cada año. Adicionalmente, más de 7 millones de estadounidenses han “perdido sus hogares y están viviendo con terceros debido a la necesidad económica”.

¿Más de medio millón de estadounidenses están sin hogar cada noche — y 50,000 veteranos? Esto es horrible. ¿Qué ha dicho Bernie al respecto?

Esto es claramente inaceptable.” Bernie está especialmente preocupado que los veteranos que sirvieron a nuestro país están haciendo la transición del servicio militar y están terminando en las calles. En 2008, Bernie esbozó pasos específicos que él veía como críticos para abordar la carencia de vivienda:

“Voy a estar desempeñando un papel muy activo para proporcionar soluciones a estos serios problemas. En primer lugar, estaré al frente de la lucha para lograr un incremento de $800 millones a la asistencia de calefacción del hogar. En el país más rico de la tierra, debemos hacer todo lo que podamos para asegurar que nadie sienta frío este invierno”.

“Voy a trabajar con el senador Sherrod Brown para promulgar la adición de $40 millones más hacia el Programa de Asistencia Alimentaria de Emergencia para garantizar que los bancos de alimentos en Vermont y en todo el país tengan la comida que necesiten para que nadie pase hambre este invierno. Voy a trabajar con el senador Patrick Leahy para asegurar la promulgación de la Ley Agrícola que proporcionaría $6 millones más en asistencia nutricional a los vermontianos a través de un incremento en el programa de cupones para alimentos y asistencia federal para Bancos de Alimentos de Vermont. Y voy a trabajar con el senador John Kerry para aprobar la Ley del Fondo Fiduciario Nacional de Vivienda Asequible para proveer los recursos necesarios para construir al menos 1.5 millones de unidades de alquiler de vivienda asequible en la próxima década, y a la vez crear 1.8 millones de nuevos trabajos en el proceso”.

Bernie también aplaudió al Papa Francisco por la emisión de una exhortación apostólica que denunció deliberadamente al sistema económico que permite tal falta de vivienda: “¿Cómo puede ser que no anuncien los noticieros el hecho de que una persona sin hogar de la tercera edad muere debido a los elementos, pero es noticia cuando la bolsa de valores pierde 2 puntos?” Tras la publicación de esta exhortación, Bernie comentó:

En agosto de 2011, Bernie dijo, específicamente en respuesta a las preocupaciones sobre los veteranos sin vivienda adecuada:

“La falta de vivienda de los Veteranos es una vergüenza nacional. En los últimos años hemos hecho algunos progresos en la reducción de la tasa de falta de vivienda de los veteranos en Vermont y en todo el país, pero aún tenemos un largo camino por recorrer”.

Bueno, Bernie ha dicho mucho acerca de la falta de vivienda. Pero, ¿qué ha hecho en realidad al respecto?

Como se ha mencionado en la sección de vivienda asequible anterior, Bernie ha luchado constantemente para hacer vivienda asequible disponible para todos los estadounidenses. Específicamente, Bernie ayudó a crear a dos organizaciones en Vermont para asegurar que los precios de la vivienda se mantuvieran asequibles y votó a favor de $70 millones adicionales en vales para viviendas bajo Sección 8.

Además, Bernie presentó legislación que crea un Fondo Fiduciario de Vivienda Asequible. Este programa permitió que $3.92 mil millones se distribuyeran en subvenciones en bloque para ayudar a hacer la vivienda más accesible a los estadounidenses, incluyendo el gasto de $57 millones para ayudar a los Veteranos discapacitados a adaptarse a sus hogares. Sheila Crowley, la presidenta de la Coalición Nacional de Vivienda Social elogió a la aprobación de la legislación para crear el Fondo de la Vivienda, llamándolo “una gran victoria” para las personas sin vivienda y para los pobres.

Bernie también presentó la ley preventiva para Veteranos sin Hogar de 2013 cuyo objetivo era eliminar por completo la falta de vivienda entre los Veteranos antes de 2015, argumentando que hay que “eliminar las barreras … a la vivienda para los veteranos”. El proyecto de ley fue fuertemente respaldado por John Driscoll — presidente de la Coalición Nacional para Veteranos sin Hogar — quien llamó a la ley para Veteranos sin hogar “el proyecto de ley más comprensivo y adecuadamente financiado en la historia del Congreso”.